Paramilitares excarcelados por la SCJN, causan agresiones y desplazamientos en Chenalho


Organización de la Sociedad CivilLas Abejas
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Acteal, Ch'enalvo', Chiapas, México.

12 de agosto de 2013





A las Organizaciones Sociales y Políticas
A las y los Defensores de los Derechos Humanos
A los Medios de Comunicación Alternativos
A la Prensa Nacional e Internacional
A la Sociedad Civil Nacional e Internacional
A las y los Adherentes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona


Hermanos y hermanas:


Este día cumple 4 años de que la “Suprema Corte de Justicia de La Nación”, (SCJN) que esta corte para nosotros y nosotras, es, “Suprema Corte de ricos y criminales”, excarceló desde el 12 de agosto del año 2009 hasta este año 2013, a 69 paramilitares, (entre ellos varios confesos), y ya sólo quedan 6 en la cárcel. Cuando nos enteramos de que los ministros de la “SCJN”, iban a amparar a los asesinos de Acteal, intentamos hablar personalmente con los ministros (confiábamos en que ellos servían a la justicia y al pueblo de México); sin embargo, no quisieron atendernos y escuchar nuestra palabra verdadera, sobre la masacre de Acteal. Porque la excarcelación de los paramilitares, estaba planeado desde la presidencia de la república; porque Acteal, es un crimen de Estado.

Hoy, denunciamos ante el pueblo de México y el mundo, que los paramilitares de Chenalhó, ya están reactivados, disparando sus armas y están causando desplazamientos como en el año de 1997.

Una de las actividades recientes de violencia de los paramilitares, se está dando en la Col. Puebla, del municipio de Chenalhó, con el pretexto de una disputa de un predio de la iglesia católica, (este problema la Parroquia de San Pedro Chenalhó, denunció públicamente. Es importante hacer memoria que la Colonia Puebla y la Colonia Miguel Utrilla Los Chorros, son las principales cunas de los paramilitares, quienes en el año de 1997, cometieron la Masacre de Acteal.

Ante la falta de justicia e investigación verdadera de parte del gobierno mexicano, en el caso Acteal, los paramilitares excarcelados y sobre todo los que nunca pisaron la cárcel, hoy agreden y hostigan impunemente, porque, se les ha hecho ver, que masacrar a mujeres, hombres, niños y niñas, en vez de recibir un castigo, reciben premios de parte del mal gobierno mexicano.

Lo que está pasando ahora en la Colonia Puebla, tiene los mismos patrones y tácticas de la guerra de contrainsurgencia, de la campaña, “Plan Chiapas 94”, encabezado por el entonces presidente de la República, Ernesto Zedillo Ponce de León.

Una de las pruebas del regreso de los paramilitares excarcelados en las acciones de guerra sucia, es, su participación en la disputa del terreno de la iglesia católica de la Colonia Puebla. A finales del mes de julio del presente año; un grupo de personas, dirigido por Agustín Cruz Gómez, comisariado y pastor de la religión presbiteriana; realizaron un plantón en el Zócalo de la Ciudad de México. En un boletín de prensa que publicaron durante su manifestación, dice, un fragmento, ...Venimos en plantón a la ciudad de México, para pedir la intervención de la Federación, del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para resolver la terrible situación desde 1997...

Este grupo del pastor Agustín Cruz, se burla de la verdad de lo que está pasando realmente en la Colonia Puebla; porque, en su boletín, ahora, se presentan como víctimas y que ellos quieren la justicia y la paz. Y a nosotros y nosotras Las Abejas, nos acusan, de provocadores y asesinos. Con esta situación confirma que el problema de la iglesia en Puebla, es parte de la guerra de contrainsurgencia y de la guerra sucia de los paramilitares. Y que se entienda que nosotros no estamos mintiendo, ni estamos manipulados por la Diócesis de San Cristóbal y ni por el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, como dice el boletín del grupo del Comisariado y Pastor Agustín Cruz.

La prueba que tenemos de la reactivación de los paramilitares en Chenalhó, es que, en el plantón que realizaron en la Ciudad de México; ahí estaban apoyando los paramilitares excarcelados: Roberto Méndez Gutiérrez, comandante paramilitar y asesino confeso por la masacre de Acteal, habitante de la Colonia Miguel Utrilla Los Chorros; Jacinto Arias Cruz, excarcelado, y alcalde del municipio de Chenalhó, quien enviaba armas a las comunidades paramilitares en el año de 1997.

El paramilitar Roberto Méndez, nunca se publicó y ni si quiera la fecha y cómo fue su excarcelación. Ahora, Roberto Méndez, es aliado del grupo de Agustín Cruz, y además aparece su firma en el boletín que sacaron en la Ciuduad de México, como; “liberado y confeso”. Así mismo, Jacinto Arias Cruz, en un periódico local de Chiapas, sale negando que no es cierto que está involucrado en la disputa del predio del templo católico de Puebla, pero, esta vez no lo decimos nosotros, sino, él mismo, se desenmascaró, porque también él, aparece su firma en dicho boletín de prensa.

Otro dato que revela dicho plantón como parte de la reactivación paramilitar en el municipio de Chenalhó, Chiapas; es también la presencia del Sr. Manuel Anzaldo Meneses, Coordinador de Sociedad de Trabajadores Agrícolas de los Altos de Chiapas, conocido muy bien en el año de 1997, líder del Partido Cardenista, que militantes de este partido en conjunto con los priistas de Chenalhó, perpetraron la Masacre de Acteal.

Nuestra conclusión, es que, los que conformaron la campaña de liberación de los paramilitares y que emprendieron en el año de 2007 estas acciones fueron: El Centro de Investigaciones y Docencias Económicas (CIDE), Héctor Aguilar Camín, un grupo de Pastores evangélicos, Comité de familiares de los paramilitares, Manuel Anzaldo Meneses, entre otros; son los mismos que ahora están detrás del problema de la iglesia católica de Puebla. Quizá en este plantón del grupo de Agustín Cruz, no estuvo el CIDE y Héctor Aguilar Camín: Pero, no nos va a extrañar que aparezcan en algún momento, y salgan a defender y a escribir otra novela de lo que está pasando en Chenalhó, como lo hicieron con el caso de la Masacre de Acteal.


Nos causa indignación, que los paramilitares autores materiales de la Masacre de Acteal y los autores intelectuales, se estén pasando como luchadores por la justicia y promotores de la paz mundial; qué vergüenza.

El Sr. Ernesto Zedillo Ponce de León, ex presidente de México y principal autor intelectual de la Masacre de Acteal, hace un par de meses, ingresó en la agrupación fundada por Nelson Mandela, The Elders; del cual, enviamos una carta directa a dicha organización de paz; diciéndoles que no es posible, que Zedillo, sea miembro de The Elders: Porque tiene manchada las manos de la sangre de pacifistas de Acteal. Con nuestra memoria y la del pueblo de México, no se escapa y se le olvida su crimen. Tal vez, el Sr. Emilio Chuayffet Chemor, otro autor intelectual de la Masacre de Acteal, pero, ahora disfrazado de secretario de Educación, cree, que él ya está libre; le decimos que no se lo crea.

A los autores intelectuales de la Masacre de Acteal y de otros crímenes del que son responsables; aunque la justicia mexicana les ampare y creen que no pueden ser juzgados; les decimos que no son libres, vayan adonde vayan. Nuestra memoria y la del pueblo de México y el mundo, los juzgará por siempre por sus crímenes. Cargarán en su conciencia la sangre de Acteal. Porque, en nuestras pláticas familiares, reuniones comunitarias, ceremonias, en la milpa, en nuestros sueños y en nuestros pasos; hablaremos de la Masacre de Acteal, de sus causas y de sus autores materiales e intelectuales. Ni Zedillo, ni, Chuayffet, ni los ministros de la “Suprema Corte”, ni Aguilar Camín, ni el CIDE, ni Manuel Ansaldo, ni los Pastores evangélicos que apoyan a la guerra de contrainsurgencia, se escapan de nuestra memoria.

Hermanos y hermanas, compañeros y compañeros conscientes que luchan también por un México más justo y humanos; les pedimos que estén pendientes de lo que pase en nuestro pueblo y de las acciones de contrainsurgencia del mal gobierno, para, acabar con nuestra lucha.

Aprovechamos en esta conferencia de prensa, mandar de nuevo, un saludo y felicitaciones a nuestros hermanos y hermanas zapatistas, por sus 10 años de nacimiento de los caracoles y de su práctica de un buen Gobierno Autónomo y de su resistencia ante las agresiones del mal gobierno.

También, queremos recordarles que este 21 de agosto, tenemos que ir a la manifestación por la liberación inmediata de nuestro hermano Alberto Patishtán, en la Ciudad de Tuxtla Gutiérrez.


Atentamente
La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas


Por la mesa directiva:



Rosendo Gómez Hernández Juan Gómez Ruiz




Antonio Vázquez Gómez Elías Gómez Pérez




Lorenzo Pérez Ruiz