Hoy venimos a agradecer y celebrar 25 años de resistencia y caminar


Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
        Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
          Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

10 de diciembre del 2017.


              













 A las amigas y amigos de Las Abejas de Acteal
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
A las y los defensores de los derechos humanos
A los medios Libres, Alternativos, Autónomos o como se llamen
A la Prensa Nacional e Internacional
Y a la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Amanece en Acteal cubierto de neblina manto del Corazón del Cielo, del Corazón de la Tierra y de nuestra Madre Protectora y Cuidadora la Virgen de la Masacre de Acteal y de Mamá-Papá Dios de la Vida y de la liberación, abrazan a nuestros corazones mujeres y hombres miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, que hoy venimos a agradecer y celebrar 25 años de resistencia y caminar como pueblo organizado.

Agradecimiento al Corazón del Cielo y la Tierra.               Foto: área de comunicación Las Abejas
Antes de extender nuestra palabra, primero queremos en este día dar gracias al Corazón del cielo, Corazón de la Tierra, a Mamá-Papá el Dios de la liberación y a nuestras Formadoras y Creadoras; 25 veces gracias Madre, gracias Padre; 25 veces pedimos perdón por nuestros fallos y errores; 25 veces pedimos disculpas por equivocarnos en nuestros trabajos, porque hubo momentos y ocasiones nuestro orgullo nos cegó, en que no supimos respetar a nuestras hermanas y hermanos, en que nos dio miedo a cumplir a cabalidad nuestra misión de pacifistas y de constructoras y constructores de la paz. Corazón del Cielo, Corazón de la Tierra, Formadoras y Creadoras 25 veces les agradecemos porque durante 25 años ni en lo que dura un latido del corazón nos abandonaron, recibe, acepta por favor estas humildes palabras, abrázanos, alivia nuestras penas, engrandece nuestros corazones porque hoy celebramos 25 años de nacimiento de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, hace 25 años decidimos construir un mundo en donde haya respeto entre las personas, paz, justicia, dignidad, libertad y en donde no haya guerras.

Hace 25 años, el 10 de diciembre del año de 1992 cuando fueron inculpados de homicidio 5 compañeros nuestros de la comunidad Tzajalch’en por las autoridades priistas del municipio oficial de Chenalhó, Chiapas en complicidad con el gobierno estatal, pero, nos dimos cuenta que organizados podíamos hacer y lograr grandes cosas y, uno de esos logros tangibles fue la liberación, entonces de nuestros compañeros, porque eran inocentes, esto es, gracias al Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas, al Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas y de más personas de buen corazón.

Nuestra organización nace en el contexto de las políticas neoliberales y entreguistas en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari cuando cambió el artículo 27 Constitucional para así entregar nuestras tierras y territorio a los países ricos a través del Tratado de Libre Comercio. Y las consecuencias de estas políticas nos empezaron a prohibir a trabajar nuestras propias tierras o teníamos que pedirle permiso al gobierno para cortar un árbol para hacer una humilde casita, para nuestra leña y para hacer nuestra milpa, o sea despojarnos de nuestros derechos ancestrales a la tierra y al territorio.

En el marco de nuestra Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza. Vamos contar, recordar, reflexionar lo que significa para nosotros los 25 años que hemos venido caminando y que no ha sido fácil, porque han sido de dolor por los ataques de todo tipo que nos ha hecho el gobierno asesino, el más doloroso que nunca la olvidaremos es la Masacre de Acteal. Pero, a pesar de todo, hoy decimos a 25 años: Nuestro sueño que empezamos en el año de 1992, ahora es una realidad.

En estos tiempos siguen pasando cosas horribles y lamentables como el conflicto de mojonera entre los pueblos de Chalchihuitán y Chenalhó, que en ambos lados tienen muchos desplazados sufriendo frío, hambre y la inseguridad de que les pueda pasar algo muy lamentable como la Masacre de Acteal.

También en varias partes de México siguen las desapariciones forzadas, represiones, asesinatos en contra de los que luchan contra las políticas criminales del mal gobierno mexicano. En todo el mundo hay mucha pobreza, hay hambre, enfermedades hay guerras como entre Israel y Palestina que también ya lleva muchos años. Y en otros lugares en donde las personas sufren y que no las alcanzamos a nombrar, hoy, en esta celebración de los 25 años de Las Abejas, oramos por ellos, por la Paz, la Justicia y por la Vida para toda la humanidad.

En el marco de la celebración de los 25 años de nuestra organización, nos encontramos con graves violaciones a los derechos humanos que el mismo Estado mexicano comete en contra de la población civil y pueblos organizados. Y el reciente acto aberrante y repugnante de Enríque Peña Nieto junto con sus legisladores y su ejército federal es la imposición de la Ley de Seguridad Interior que no es más que una ley para reprimir más a los pueblos que luchan y denuncian las injusticias y crímenes que cometen los malos gobiernos.

A pesar del dolor y los obstáculos que nos han tendido los ricos y poderosos y los políticos y gobiernos corruptos, 25 veces se alegran nuestros corazones, porque vemos muchos logros y frutos de nuestra Organización en este largo camino de los 25 años, por ejemplo: ya no le pedimos permiso al mal gobierno de lo que queremos pensar y hacer con nuestras tierras y territorio, cuando el mal gobierno quiere imponer algún megaproyecto en nuestro territorio resistimos y decimos ¡No!; hemos podido resistir al pago de la luz eléctrica como parte de la desobediencia civil, porque las aguas, los ríos son de la nación mexicana y la nación somos nosotros los pueblos originarios; hemos creado conciencia de que los partidos políticos son corruptos y aliados de los gobiernos vendepatrias; hemos conocido a otras hermanas y hermanos de otras organizaciones y movimientos sociales que también luchan por la paz y la justicia; y actualmente estamos en el proceso de construcción de un gobierno desde y para los pueblos originarios y para las mujeres y hombres de abajo en el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) impulsado por el Congreso Nacional Indígena (CNI) y que tiene como vocera a la hermana y compañera Marichuy.

También queremos reconocernos por los trabajos y áreas que hemos creado dentro de nuestra Organización, como: área de salud, área de comunicación, área de mujeres trabajando en cooperativas como Caja de Ahorro y artesanías, aunque todavía no ha habido mujeres que participen directamente en la Mesa Directiva, pero hay cambios notorios, por ejemplo, las mujeres cada año organizan marchas en el Día Internacional de la Mujer, no olvidar la valentía y la histórica acción pacífica de las mujeres el 3 de enero de 1998 cuando ellas sacaron al ejército federal que intentó invadir un campamento Civil por la Paz de Las Abejas en la comunidad X-oyep. Y como parte del CIG, una compañera nuestra y sobreviviente de la Masacre de Acteal forma parte de los concejales, varias compañeras después de la Masacre fueron a otros países de América Latina y a Europa a compartir la lucha pacífica de Las Abejas y una compañera sobreviviente de Acteal fue a denunciar ante la ONU el Crimen de Estado cometido en Acteal, también tenemos área de educación autónoma, delegadas y delegados del (CNI), Grupo de Teatro y todos estos grupos de trabajo, son frutos de los 25 años de trabajo y organización de Las Abejas.

Lo que hemos hecho y construido no es suficiente, pero, cumplir y celebrar 25 años de lucha, resistencia y organización no significa que hasta aquí llegamos, sino que sólo es un ciclo de proceso y de agradecimiento, porque hemos dicho que nuestra lucha no tiene un final, no tiene un límite, sino, que será para toda la vida. Si nuestra organización nació para defender la vida, los derechos humanos, la tierra y el territorio, a nuestros jóvenes y niñas y niños, les mostraremos la importancia y la necesidad de seguir luchando y continuar lo que nosotras nosotros iniciamos hace 25 años.

Hemos reflexionado y así lo sentimos que nuestra organización Las Abejas de Acteal significa amor, hermandad y paz, porque no queremos que haya guerras, porque hemos resistido siempre al uso de las armas que mata y destruye y hemos buscado siempre el camino de la paz y la esperanza.

Es infinito nuestro agradecimiento al Corazón del Cielo y Corazón de la Tierra y a nuestra Madre Protectora y Cuidadora la Virgen de la Masacre de Acteal y de Mamá-Papá Dios de la vida y de la liberación, porque 25 veces se han abierto nuestros ojos. Ya no tenemos amos ni patrones, no somos esclavos de nadie, porque lo que hacemos es lo que piensa nuestro corazón, es lo que quiere nuestro pueblo para su bien y su libertad.

Agradecemos también 25 veces con alegría y 25 veces traemos a nuestra memoria a nuestro Hermano, Padre, Jcanan Lum (Cuidador del Pueblo), el Caminante del Mayab Jtotik Samuel Ruiz García, que por su obra y compromiso con los pueblos oprimidos y organizados nació nuestra Organización Las Abejas que es fruto del proceso de lucha y caminar del Pueblo Creyente de la Diócesis de San Cristóbal de Las Casas y agradecemos por haber creado el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, que siguen caminando a lado de los Pueblos oprimidos y organizados.

Corazón del Cielo y Corazón de la Tierra, Madre Protectora y Cuidadora Virgen de la Masacre de Acteal y Mamá-Papá Dios de la vida y de la liberación, 25 veces les pedimos disculpas, 25 veces les agradecemos por permitirnos celebrar 25 años de vida y caminar de nuestra Organización Las Abejas de Acteal. Así mismo 25 veces pedimos que nos sigan dando fuerza, sabiduría y guíenos siempre en el camino del amor, respeto, dignidad y líbrenos de todo orgullo que nos ciega y hace que nos olvidemos de nuestra identidad de la que decidimos optar al iniciar esta Organización y resistencia para la construcción de nuestra autonomía.

En el marco de los 25 años de celebración y agradecimiento del nacimiento de nuestra Organización Las Abejas, saludamos a las mujeres y hombres pacifistas que luchan y trabajan por la paz en el planeta tierra.

Desde Acteal Casa de la Memoria y la Esperanza.

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.


               Por la Mesa Directiva:


Vicente Jiménez Sántiz              Antonio Ramírez Pérez
                                                               

Sebastián Pérez Pérez               Javier Ruiz Hernández

                               
Reynaldo Arias Ruiz                  Sebastián Cruz Gómez


Celebraremos 25 años de nacimiento de nuestra Organización











   

            Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
        Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
          Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

                                         7 de diciembre del 2017.


 Hermanas y hermanas:

Les compartimos que este 10 de diciembre, en el marco de nuestra Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza, celebraremos los 25 años del nacimiento de nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, se llevará a cabo en la sede de nuestra Organización.

Esta celebración la haremos mediante una jornada de ayuno y oración agradeciendo al Corazón del Cielo y Corazón de la Tierra, a la Virgen de la Masacre, a Papá-Mamá Dios por cuidar nuestra lucha y nuestro caminar durante estos 25 años y por lo que sigue. Y también oraremos para pedir que haya paz en el mundo y se detengan las guerras.

En esta ceremonia de agradecimiento participarán todas las comunidades que conforman Las Abejas a través de sus representantes y coordinadoras, coordinadores de las diferentes áreas de trabajo de la Organización.

Las y los fundadores de Las Abejas nos recordarán con sus testimonios de cómo nació nuestra Organización y la opción por el pacifismo ante los atropellos de nuestros derechos como pueblos originarios y el despojo y desprecio que nos tienen los malos gobiernos.

Dicha ceremonia no será público, excepto las personas quienes hayan recibido una invitación especial. Y en el transcurso de este día de agradecimiento haremos público nuestra palabra y pensamiento a 25 años de nuestro caminar como Organización.

Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza.

Atentamente

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.


               Por la Mesa Directiva:


Vicente Jiménez Sántiz              Antonio Ramírez Pérez
                                                               

Sebastián Pérez Pérez               Javier Ruiz Hernández

                                
Reynaldo Arias Ruiz                  Sebastián Cruz Gómez


Antes de la llegada de los españoles, antes de la intromisión de los malos gobiernos y partidos políticos en nuestros pueblos y comunidades nuestro tejido social era de armonía


 








         



Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.
22 de noviembre del 2017.





Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A las Juntas de Buen Gobierno

A la Sexta Nacional e Internacional

A las y los Defensores de los Derechos Humanos Nacional e Internacional

A las Organizaciones Sociales y Políticas

A los Medios Libres, Alternativos, Autónomos o como se llamen

A la Prensa Nacional e Internacional

Y a la opinión pública.

Hermanas y hermanos:

Un día como hoy aquí en Acteal, pero hace 20 años, a un mes de la Masacre de Acteal, la Organización de Las abejas, el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, la diócesis de San Cristóbal de Las Casas e incluso algún medio de comunicacion, estábamos tratando por todos los medios de alertar a la opinión pública y a las autoridades de los tres niveles de la tragedia que se aproximaba. Pero todo fue inútil las autoridades no hicieron nada para detener la violencia y sucedió lo que se temía: la masacre de Acteal donde 45 hermanas y hermanos nuestros más 4 bebés que se encontraban todavía dentro del vientre de sus madres fueron masacrados por un grupo de paramilitares priistas y cardenistas de Chenalhó, durante el contexto de guerra de contrainsurgencia como parte del Plan de Campaña Chiapas 94, diseñado por el Estado mexicano y encabezado por Ernesto Zedillo Ponce de León.

En realidad no fue solo con un mes de anticipación sino siete meses antes que estuvimos dando la señal de alarma, nada mas para que el entonces secretario de Gobernación dijera que era imposible prever lo que pasó.

Quienes vivimos esos dias terribles recordamos ahora esas advertencias inútiles ante lo que está pasando por el conflicto agrario entre Chenalho y Chalchihuitan. La espiral de violencia crece, los desplazados aumentan, igual que las amenazas, proliferan las armas y ¿qué hacen las autoridades? Nada o quizá peor que nada, ellas mismas fomentan el conflicto movidas por cálculos políticos perversos.

Antes de la llegada de los españoles, antes de la intromisión de los malos gobiernos y partidos políticos en nuestros pueblos y comunidades nuestro tejido social era de armonía, de respeto y de paz. No se mataban entre sí los pueblos, cualquier problema o diferencia que suscitaba entre las familias o las comunidades su método de solución era a través del diálogo y así las partes no tomaban represalias después de una resolución del problema, al contrario, se intercambiaban comidas o cualquier obsequio como muestra de gratitud y de reconciliación, porque "somos hijas e hijos de un mismo Padre-Madre", decían nuestros ancestros. Pero, ahora los malos gobiernos, los políticos corruptos, los delegados del mal gobierno, los ministerios públicos, los jueces, la policía y los soldados su función no es gobernar ni dar seguridad, sino, de crear conflictos, hacer mal su trabajo y mandar a masacrar a la gente como lo han hecho en la historia de México como la Masacre de Acteal.

Y está más que claro, la disputa de mojonera entre Chalchihuitán y Chenalhó no es un conflicto que haya surgido por disputas de tierra previas entre ambos municipios, sino, que fue el mismo mal gobierno el responsable directo de este problema agrario. Y si Manuel Velasco y Enríque Peña Nieto no hacen nada para atender urgentemente este conflicto, de inmediato serán responsables por acción y omisión de cualquier hecho irreparable y serán condenados como se está haciendo con Zedillo, Chuayffet, Ruiz Ferro, Gral. Cervantes Aguirre, Gral. Renán Castillo entre otros autores intelectuales de la Masacre de Acteal.

Hemos escuchado versiones que pretenden involucrar a nuestra Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal en este conflicto agrario. Ante esas versiones que no sabemos si surgen de la ignorancia o de la mala fe, declaramos pública y tajantemente que nuestra organización no ha participado ni directa ni indirectamente en este conflicto; En todo caso podría ser que algunas personas que se han dividido de nuestra organización y siguen usando indebidamente su nombre, sean los causantes de esta confusión.

Los malos gobiernos son muy astutos para administrar conflictos, para eso están en el poder. Su objetivo es tener control sobre los pueblos y comunidades. En su política de despojo de tierras y territorio, les conviene que los pueblos estén divididos y peleados.

Por eso para nosotras y nosotros los sobrevivientes de la Masacre de Acteal y miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas, es fundamental tener memoria, no olvidar, saber de dónde vienen los planes de destrucción y de muerte, conocer quiénes son los autores intelectuales y sus objetivos. Tenemos que seguir el ejemplo de nuestras abuelas y abuelos, que nos heredaron su memoria y su resistencia y sobre todo su modo de autogobernarse con libre determinación.

Aún en estos tiempos difíciles, a un mes de la conmemoración de los XX años de Acteal y de la celebración de los XXV años de Organización, estamos preparándonos para compartir e intercambiar con otras mujeres y hombres que también luchan contra el olvido y trabajan por la memoria y la Otra Justicia.

Es así hermanas y hermanos, compañeras y compañeros de México y del mundo, les decimos que vayan preparándose para poder asistir a Acteal los días 20, 21 y 22 de diciembre. En unos días haremos público el programa de este evento que será la conclusión de nuestra Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza iniciada el pasado 23 de marzo del presente año y, estén atentos de otras actividades previas a estos días.

Para las y los que todavía no han llegado a Acteal, sepan que tiene un clima un poco muy frío en estos días, pero, las mujeres, hombres, niñas y niños sobrevivientes y miembros de Las Abejas, los recibiremos con un corazón cálido y fraterno. De todos modos traigan ropas para el clima que ya les dijimos. Y a pesar de las políticas destructivas del mal gobierno que estamos atravesando los pueblos, traigan en su corazón además de la palabra, risas y artes para pintar juntos la memoria y la esperanza.

Y en este contexto de conmemoriación y de celebración de Las Abejas de Acteal, nos alegra el corazón caminar a lado de otros pueblos hermanos en el camino del florecimiento de los pueblos.

Ha llegado el Tiempo de construir y de cosechar.

Desde Acteal Casa de la Memoria y la Esperanza.


Atentamente





La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

 
              Por la Mesa Directiva:


                           Vicente Jiménez Sántiz                Antonio Ramírez Pérez


                        Sebastián Pérez Pérez                Javier Ruiz Hernández
 
Reynaldo Arias Ruiz             Sebastián Cruz Gómez



Los responsables de la masacre de Acteal son funcionarios del gobierno de alto nivel como el mismo Presidente de la República













Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
  Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

                                                                                  


Ejido Candelaria, Municipio de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas;
  a 14 de noviembre de 2017.

Victoria Lucia Tauli Corpuz
Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas
PRESENTE.

Respetable señora Victoria,

Mi nombre es Guadalupe Vásquez Luna, tengo de 30 años de edad y el 22 de diciembre de 1997, perdí a 9 integrantes mi familia, incluido mi padre y mi madre, aquel día en que los paramilitares priístas atacaron mi comunidad.

Este 22 de diciembre cumplen 20 años de la Masacre de Acteal, en donde paramilitares priístas y cardenistas entrenados y armados y entrenados por el Ejército Mexicano en el marco de la estrategia contrainsurgente diseñada dentro del Plan de Campaña Chiapas 94, ese día masacraron a 45 personas, entre ellas 4 que aún no nacían. La mayoría eran niñas, niños y mujeres.

La Masacre de Acteal es un mensaje del Estado mexicano hacia las comunidades indígenas y a los movimientos sociales que luchan contra un sistema de gobierno entreguista, represor, que desprecia y que no respeta a los pueblos indígenas como sujetos de su propia historia y de derecho en un país en donde la democracia, la libertad y la soberanía son meros discursos.

Esta Masacre no cabe duda de que es un crimen de Estado, aunque el mismo gobierno mexicano encabezado en ese entonces por Ernesto Zedilo Ponde de León, dijo a través del Libro Blanco elaborado por la Procuraduría General de la República (PGR) que “Acteal fue causa de un conflicto intra o inter comunitario”. Siendo que nuestro verdadero delito es luchar por la paz y la justicia.

Hay muchas pruebas de cómo el Estado mexicano no quiso evitar la Masacre, porque meses antes estuvimos denunciando públicamente y presentamos denuncias formales ante la Sub Procuraduría de Justicia Indígena con sede en San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, encabezado por el lic. David Gómez Hernández sobre los hechos previos a la Masacre de Acteal. Además varios periodistas locales y nacionales dieron a conocer de una posible tragedia en el municipio de Chenalhó, sin que el Estado mexicano interviniera. Así mismo, 15 días antes de la Masacre el periodista Ricardo Rocha realizó un reportaje sobre la situación de los desplazados forzados y el conflicto en Chenalhó cometida por los paramilitares, el cual lo transmitió en una televisora con audiencia a nivel nacional, pero, Ernesto Zedillo lo calificó como un mero montaje.

Los responsables de la masacre de Acteal son funcionarios del gobierno de alto nivel como el mismo Presidente de la República, el Secretario de la Defensa Nacional, el Secretario de Gobernación, el Gobernador de Chiapas, la policía estatal, los agentes del ministerio público, el alcalde municipal de Chenalhó y entre otros que sabían de la violencia en el municipio de Chenalhó en contra de la población civil y en específico contra los miembros de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal, quines somos un grupo pacifista que luchamos por la justicia, la defensa de la Madre Tierra y el Territorio y en general contra el sistema capitalista neoliberal.

El Estado mexicano no sólo no pudo evitar la Masacre, sino, la propició. Ante el contexto en el que se dio la Masacre de Acteal, mucha razón nos sobra en denunciar al Estado mexicano al cometer un crimen de lesa humanidad.

Con la presión de la sociedad civil nacional e internacional y de organismos de derechos humanos comprometidos con la verdad y la justicia, el gobierno mexicano se vio obligado a detener a varios autores materiales de la masacre, pero, a los autores intelectuales quienes idearon y ejecutaron el Plan de Campaña Chiapas 94, hasta la fecha no se les ha investigado. Hoy en día los autores materiales están libres, gozan de impunidad, de apoyos del gobierno y continúan hostigando a nuestras familias, diciendo que que pueden cometer más violencia porque tienen sus armas, las cuales nunca han sido decomisadas. Se pasean libre mente por nuestros camino, amenazándonos.

El Estado mexicano en lugar de avanzar en la justicia por la Masacre de Acteal y dar a conocer la verdad de los ocurrido, 10 años después de esta infamia, a través de la mal llamada Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) liberó a todos los paramilitares autores materiales de la masacre señalados directamente por los testigos sobrevivientes de dicha Masacre. Con este fallo de la que se creía ser la casa máxima de justicia del país, se confirma el paquete completo del Plan de Campaña Chiapas 94 aun vigente; que va desde crear y entrenar a los paramilitares, no generarles procesos o integrar mal las averiguaciones previas y contratar a abogados particulares de instituciones privadas quienes se encargarían de liberarlos, para que así, desviar la investigación hacia los autores intelectuales por su responsabilidad en este crimen.

Al comprobar que las instancias de justicia mexicanas están de lado de los autores materiales e intelectuales de la Masacre de Acteal y que son cómplices de la impunidad, fue así que interpusimos la demanda ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), en donde actualmente el caso está en la etapa de fondo y esto quiere decir que la CIDH se pronuncie por la responsabilidad del Estado mexicano y le recomiende investigar, identificar a los responsables y sancionarlos, además de reparar el daño.

Pero mientras esperamos el pronunciamiento de la CIDH en el caso Acteal, la impunidad sigue, es como un cáncer que desgasta y, aunque hayan ya pasado 20 años en que perdimos a nuestros padres, hermanas y hermanos, nos sigue doliendo, nos sigue afectando psicológicamente, porque los paramilitares están libres caminando en nuestras comunidades, gozando de sus premios que el Estado mexicano les otorgó, hemos denunciado varias veces que aquí en México se condena a los inocentes y se premian a los asesinos.

La consecuencia de la impunidad se ha profundizado y generado más violencia, porque los gobiernos en turno siguen las mismas estrategias políticas contrainsurgentes que sus antecesores,  por ejemplo en la colonia Miguel Utrilla Los Chorros y colonia Puebla, conocidos como cuna de los paramilitares priístas y cardenistas de Chenalhó, violan derechos de nuestros compañeros y los discriminan por su forma de pensar diferente, por ser parte de nuestra Organización.

El Estado mexicano no ha tenido la mínima voluntad política de asegurar la no repetición de hechos como el de la Masacre de Acteal, y no podemos vivir en paz y libres mientras los autores materiales e intelectuales sigan libres. Y en la propia voz de los paramilitares liberados dicen presumiendo que “podemos volver a matar si queremos, porque el gobierno nos paga por hacer eso”.

Señora Relatora, como víctimas, sobrevivientes de la Masacre y miembros de un Pueblo Indígena como lo es el tsotsil, estamos cansadas y cansados de tanta injusticia, humillación, desprecio, discriminación de parte del Estado mexicano. A pesar de ello, nos hemos propuesto junto con otros pueblos originarios el de construir una Otra Justicia, digna y humanizada, porque el mal gobierno en México ya demostró su nula voluntad política de servir como un gobierno del pueblo, sino, es un gobierno que sirve a los intereses de unos pocos de clase alta, capitalistas y poderosos.

Y este año que cumplen 20 años la Masacre de Acteal, hemos iniciado una Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza, con el objetivo de visibilizar nuestra lucha por la justicia y contra la impunidad, aunque este 22 de diciembre se cierra esta campaña, no quiere decir que ya nos quedaremos sentados y cruzados de brazos para que alguien nos traiga la justicia, sino, que seguiremos trabajando en ella, hasta que los responsables de este crimen sean juzgados para que nunca más dañen a la vida y dignidad de cualquier ser humano en Chenalhó, en Chiapas y en México.

Señora Relatora, en México no hay justicia, la dilación es discriminación. Las armas de los paramilitares siguen ahí en las comunidades, la violencia contra las mujeres masacradas nunca se ha investigado. No sabemos cuantos años más deben pasar para conocer la verdad y ver la justicia. Acteal sigue siendo una herida abierta y pedimos su intervención para que la justicia no siga prolongándose.

Señora Relatora, nos preguntamos ¿qué puede hacer Usted, desde su mandato, para que Acteal tenga justicia en estos 20 años de impunidad? ¿qué tenemos que hacer para conocer la justicia?

Con mucho dolor en nuestro corazón venimos hasta aquí, ya que debido a la administración del conflicto por límites territoriales de más de 40 años, entre el municipio de Chalchihuitán y Chenalhó, que el mismo gobierno creó, la violencia ha aumentado en estos días, motivo del cual no puedo usted ver la prueba material de la Masacre de Alteal, el Mulkenal lugar en donde se encuentran sepultados nuestros familiares víctimas de la Masacre, tierra sagrada de los mártires y sitio de la memoria y la esperanza.

Le hago entrega de este libro Acteal: resistencia, memoria y verdad, elaborado por el Dr. Carlos Martín Beristain y el Dr. Francisco Etxeberria Gabilondo, aquí encontrará el impacto colectivo de la Masacre de Acteal, nuestro testimonio sobre la impunidad más clara que vivimos nosotras las víctimas y sobrevivientes de la guerra de baja intensidad utilizada como estrategia contrainsurgente.

Señora Relatora, agradecemos su atención y le pedimos llevar nuestra palabra y tenga repercusión ante las instancias correspondientes, para este grave crimen no vuelva a repetirse.

Respetuosamente,

Guadalupe Vásquez Luna
Sobreviviente de la Masacre de Acteal


La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

   Por la Mesa Directiva:


Vicente Jiménez Sántiz                                    Antonio Ramirez Pérez



 Sebastian Pérez Pérez                                     Javier Ruiz Hernández



Reinaldo Arias Ruiz                                         Sebastián Cruz Gómez




  

Manuelito se encontraba en Acteal con sus papás, en 22 de diciembre de 1997

 









Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
    Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
      Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.
                                  
                                      10 de noviembre de 2017
                                                                    

A las amigas y amigos de Manuelito
A las madres y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa
A todas los familiares de las y los miles de desaparecidos en México
Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
A la Sexta Nacional e Internacional
A las y los Defensores de los Derechos Humanos Nacional e Internacional
A los medios libres, Autónomos, Alternativos o como se llamen
A la prensa nacional e internaciona
Y a la Opinión Pública.

Hermanas y hermanos:

En el marco de nuestra Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza y en este mes de noviembre tan importante en la memoria ancestral maya tsotsil en que el Día de Muertos es para recordar y hablar con las almas de nuestros seres queridos, es así en este contexto hoy traemos a la memoria a nuestro compañero y hermano Manuel Vázquez Luna mejor conocido como Manuelito, que un día como hoy falleció dentro de la mal llamada "Hospital de las Culturas" en San Cristóbal de las Casas, Chiapas en donde tuvo que sufrir discriminación y fuera víctima de negligencia médica.
(http://acteal.blogspot.com/2012/11/manuelito-deja-de-existir-de-esta.html).

Manuelito se encontraba en Acteal con sus papás, hermanas y hermanos y su abuela y tío, el 22 de diciembre de 1997 cuando fueron masacrados por los paramilitares priistas y cardenistas de Chenalhó (los cardenistas dirigidos por Manuel Ansaldo Meneses, ahora son priistas o del Partido Verde Ecologista o del PRD o de otro partido político).

Manuelito se quedó muy dolido de su corazón, porque vio cómo los paramilitares mataban a las mujeres, hombres y niñas y niños. En esa masacre perdió a 9 familiares. Manuelito, se quedó enterrado entre los cuerpos y bañado de sangre, pero, su fuerza y su fe le engrandecieron su corazón y encontró una manera de sacar todo ese dolor y convertirlo en amor y esperanza.

Después de la masacre de Acteal, Manuelito se convierte en un Mensajero de la Paz y Guardían de la Memoria y la Esperanza; y lo hacía a través de canciones, chistes, adivinanzas y cuentos. Y así recibía y despedía a la gente que llegaba a Acteal.

Por eso hoy, recordamos a Manuelito como un gran compañero y hermano que a través de él nos hizo ver muchas cosas positivas, porque a pesar de haber perdido a varios miembros de su familia, siempre mantuvo su corazón fuerte y trasmitía alegría a cualquiera que platicaba con él y sobre todo a la gente que llegaba a Acteal. Incluso hasta el final de su vida, siempre estuvo fuerte y sin temor a la muerte.

Este 22 de diciembre se cumplen 20 años de la Masacre de Acteal y la justicia en este crimen sigue pendiente. Ha pasado el tiempo y varios sobrevivientes han fallecido con la esperanza de que un día se haga justicia, pero, sabemos que desde algún lugar más sano y justo nos están mirando y pidiendo al Corazón del Cielo y Corazón de la Tierra que este crimen de Estado no quede impune y nunca más se repita ni en Chiapas ni en cualquier rincón de nuestro país México.

En nombre de Manuelito, en nombre de la sangre derramada aquí, gritamos alto a la impunidad en la Masacre de Acteal y, nunca nos callaremos hasta que los autores intelectuales como Ernesto Zedillo Ponce de León, Emilio Chuayffet Chemor, Gral. Enríque Cervantes Aguirre, Julio César Ruiz Ferro, Gral. Mario Renán Castillo y entre otros que son sus cómplices, sean juzgados.

Tampoco olvidamos la liberación de 9 autores materiales de la masacre de Acteal el 4 de noviembre de 2009 como parte de la liberación masiva de los paramilitares, que dio inicio el 12 de agosto del mismo año mencionado, por órdenes de la "Suprema Corte de Ricos y Criminales".

Este mes que es de memoria y de no olvido y que es parte de las actividades de nuestra Campaña Acteal: Raíz, Memoria y Esperanza, no olvidamos y exigimos justicia e investigación verdadera y cabal por la desaparición forzada de los 43 normalistas de la Escuela Normal "Raúl Isidro Burgos" de Ayotzinapa.

Tampoco olvidamos y exigimos justicia por las y los migrantes desaparecidos y asesinados en territorio mexicano.

No olvidamos y exigimos justicia y alto a los feminicidios.

Ante el dolor, la humillación, el desprecio y los crímenes que se cometen en México, hacernos grande el corazón, la Memoria y la Esperanza. Y que juntas y juntos con nuestra fuerza y corazón abrazados en justicia, podamos detener al Estado mexicano represor y criminal. Y que los malos gobiernos y su ejército federal asesino, los narco-políticos, los ricos y poderosos amos del dolor y de la muerte, sean juzgados por todos sus crímenes. Lo decimos en nombre de la vida, del amor, la paz y la justicia.

Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza.

Atentamente

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la familia de Manuelito:

María Vázquez Gómez         Guadalupe Vázquez Luna         

Rosalinda Vázquez Luna   


Por la Mesa Directiva:

Vicente Jiménez Sántiz  Antonio Ramírez Pérez                                                              


Sebastián Pérez Pérez              Javier Ruiz Hernández

                               
Reynaldo Arias Ruiz                  Sebastián Cruz Gómez



Nuestra Organización y la familia de Manuel Vázquez Luna mejor conocido como Manuelito los invitamos este 10 de noviembre a conmemorar la vida, lucha y memoria de Manuelito aquí en Acteal.











Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

3 de noviembre de 2017



¿Quieres chiste, canción o adivinanza?

Nuestra Organización y la familia de Manuel Vázquez Luna mejor conocido como Manuelito los invitamos este 10 de noviembre a conmemorar la vida, lucha y memoria de Manuelito aquí en Acteal.

Desde las 9 de la mañana iniciará una celebración eucarística y posteriormente continuaremos el evento hasta las 2 de la tarde con cuentos, chistes, poesías, música, etc. Si alguna compañera o compañero quiere compartir algún arte en memoria de Manuelito les pedimos escribirnos a nuestro correo electrónico: lasabejasacteal@hotmail.com para inscribirlos en el programa.

Tampoco olvidamos a los 43 de Ayotzinapa, los miles de hombres y mujeres desaparecidos en todo México y las mujeres víctimas del feminicidio, HAGAMOS MEMORIA, porque la MEMORIA ES JUSTICIA.

Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza.

                   Atentamente

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva:



Vicente Jiménez Sántiz       Antonio Ramírez Pérez


Sebastián Pérez Pérez       Javier Ruiz Hernández


Reynaldo Arias Ruiz       Sebastián Cruz Gómez

Desde Acteal tierra de guardianas y guardianes de la Memoria y la Esperanza, nos solidarizamos con la familia del maestro Galeano asesinado por la gente de la CIOAC-Histórica. Nos dolió al escuchar la palabra de su familia durante el evento del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) en Guadalupe Tepeyac


                                        Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal
                    Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal
                     Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

                                                  
                                               22 de Octubre del 2017.




Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A las Juntas de Buen Gobierno

A la Sexta Nacional e Internacional

A las y los Defensores de los Derechos Humanos Nacional e Internacional

A los Medios Libres, Alternativos, Autónomos o como se llamen

A la Prensa Nacional e Internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Y a la opinión pública.



Hermanas y hermanos:



Aquí estamos de nuevo hablando con la humanidad y denunciando la impunidad en el caso de la Masacre de Acteal, sin olvidar los crímenes que el Estado mexicano ha cometido y sigue cometiendo en contra de nuestras hermanas y hermanos de pueblos organizados y no organizados del campo y de la ciudad.


Que en esta época de hacer la milpa, al poner cada semilla sobre la Madre Tierra, sea símbolo de Memoria. Que la lluvia y el Corazón de la Tierra y Corazón del Cielo hagan germinar el maíz en milpa abundante, alimento de Vida y Esperanza.
foto Area de Comunicación  abejas


Insistimos que la Memoria es Justicia. Cuando un pueblo tiene Memoria, no es fácil de engañarlo porque lucha y construye una justicia verdadera para evitar que crímenes de Lesa Humanidad se sigan cometiendo, es un pueblo que jamás calla.


No olvidamos jamás a la mal llamada "Suprema Corte de Justicia de la Nación" su complicidad en la impunidad al dejar en libertad a los paramilitares autores materiales de la Masacre de Acteal durante los años 2009, 2010, 2011, 2012. Desde ese entonces para nosotros la según "casa máxima de justicia" de México, traicionó su honor y sobre todo se burló del nombre y de la sangre de nuestras hermanas y hermanos caídos en Acteal el 22 de diciembre de 1997. Hasta hoy no hay una investigación efectiva que determine la verdad e identifique a los autores intelectuales y materiales que nunca han sido señalados.


Estamos a dos meses de conmemorar la Masacre de 45 hermanos y hermanas y más cuatro no nacidos, hermanitos nuestros asesinados por los paramilitares priistas de Chenalhó por órdenes y bajo la guerra de contrainsurgencia diseñado por el Estado mexicano durante el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León y puesta en marcha por el Plan de Campaña Chiapas 94.




Desde Acteal tierra de guardianas y guardianes de la Memoria y la Esperanza, nos solidarizamos con la familia del maestro Galeano asesinado por la gente de la CIOAC-Histórica. Nos dolió al escuchar la palabra de su familia durante el evento del Concejo Indígena de Gobierno (CIG) en Guadalupe Tepeyac de cómo su familia y sus hijos tienen que soportar las calumnias y las burlas de los mismos asesinos, es por eso que hoy les saludamos y les mandamos un abrazo a su corazón para que sean fuertes y, decirles que se debe de hacer justicia por el asesinato cobarde del maestro Galeano, pero una justicia verdadera.

foto Area de Comunicación  abejas

Les invitamos a las mujeres y hombres de buena voluntad de México y el mundo a ¡No olvidar! A que juntemos nuestros dolores pero también nuestra Memoria y fuerza para acabar con la mentira y la impunidad que nos imponen los gobiernos de ricos y criminales.


Así como ha hablado la compañera Marichuy vocera del CIG que "tenemos que unir esos dolores que tenemos, esas rabias de todo lo que nos han hecho por años". En realidad, la unidad, el caminar juntos, eso nos hará fuertes para evitar más muertes, más despojos que nos hacen los malos gobiernos asesinos y capitalistas.


Desde Acteal y desde estas tierras tsotsiles de Resistencia, Memoria y Esperanza, nos unimos a la compañera Marichuy y del CIG en su denuncia contra el Instituto Nacional Electoral (INE) que a través de esta institución el mal gobierno nos quiere empujar hacia atrás, porque nos tienen miedo a los pueblos organizados y a los hombres y mujeres del campo y de la ciudad que luchamos para acabar con el sistema capitalista neoliberal y con los partidos políticos cómplices de este sistema podrido.


Pero como quiera, haga lo que haga el mal gobierno no podrá detenernos, porque cada vez más la gente se organiza y hace conciencia, porque ya vieron que los partidos políticos son corruptos y son todos iguales de mentirosos y vende patrias. Y porque mucha gente que no estaba organizada ya miró, ya se dio cuenta que los partidos políticos su misión es hacer que nos peleamos entre hermanos y hermanas, para que se rompan los tejidos sociales de nuestros pueblos y comunidades, para que no nos demos cuenta de cómo los poderosos transnacionales despojan nuestros territorios y nos explotan, mientras nos entretienen dividiéndonos.



Hermanas y hermanos sigamos dando pasos sabios, no caigamos en las trampas y en las mentiras del mal gobierno, porque ya está viendo que nuestra fuerza se está haciendo muy grande. Porque nuestra fuerza que se está juntando no es pasajera, no es temporal como un huracán o sólo de unos minutos como un terremoto, sino, lo que estamos construyendo juntos es duradera, no tiene fecha de caducidad.

foto Area de Comunicación  abejas

Como hemos dicho en otros comunicados y en otros años, no solamente luchamos y denunciamos injusticias dentro de nuestro país, sino también luchar y solidarizarnos con nuestras hermanas y hermanos de otros pueblos de otras naciones que también son víctimas del mismo sistema capitalista neoliberal.



Es así que desde Acteal, desde estas tierras mayas nos solidarizamos con nuestros hermanos y hermanas del pueblo Mapuche que son víctimas de represión, criminalización e injusticia de parte del Estado chileno y argentino, nos referimos al caso Luchsinger Mackay.



Nos unimos a la exigencia de la familia de Machi Francisca Linconao exigiendo su libertad total y se levante el arresto domiciliario en el que actualmente ella se encuentra. Así mismo, exigimos que sean puestos en inmediata libertad y sin más pretextos los 11 hermanos mapuches acusados falsamente de un delito que jamás cometieron. Nos enteramos por medio de sus comunicados que estos hermanos mapuches el pasado lunes 29 de mayo iniciaron una "huelga de hambre líquida", y que hasta la fecha llevan más de 100 días su huelga, sin que el Estado proteja y garantice sus derechos. Ante esta situación nos preocupa que el Estado chileno viole e incumple los derechos fundamentales establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en sus artículos: 8, 9, 10 y 11.


Como nos damos cuenta la represión, la persecución, la criminalización, la discriminación y racismo no es sólo en México, sino es contra todos los pueblos originarios organizados que no se callan y defienden su territorio y dicen la verdad. Es por eso que hay que unirnos no nada más en México, sino todos los pueblos del mundo que tenemos el mismo pensamiento de acabar con el sistema capitalista neoliberal que nos explota y nos desprecia.



Exigimos el respeto a nuestros pueblos indígenas, a su cultura, a su autonomía y a su libre determinación para determinar libremente su condición política, económica, social y cultural.

Hermanas y hermanos de nuevo les hacemos el llamado para que nos acompañen a nuestro XX conmemoración de la Masacre de Acteal y la celebración de los XXV años del nacimiento de nuestra Organización Las Abejas los días 20, 21 y 22 de Diciembre de 2017.


Desde Acteal, Casa de la Memoria y la Esperanza.



Atentamente



La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.



Por la Mesa Directiva:





                                                       Vicente Jiménez Sántiz     Antonio Ramírez  Pérez                                                                          

Sebastián Pérez Pérez              Javier Ruiz Hernández



                                                Reynaldo Arias Ruiz                  Sebastián Cruz Gómez